Pages

Subscribe Twitter

11.30.2014

La Salud Mental

La Salud Mental

Es como se le conoce en términos generales, al estado de equilibrio entre una persona y su entorno. La salud mental afecta la forma en como pensamos, sentimos y actuamos cuando lidiamos con la vida. También ayuda a determinar cómo manejamos el estrés, nos relacionamos con otras personas y tomamos decisiones.

Aunque la Organización Mundial de la Salud establece que no existe una definición oficial para este concepto, un punto de común acuerdo en el cual coinciden los expertos, es que tanto salud mental, como las enfermedades mentales, no son 2 términos opuestos, ya que la ausencia de un desorden psicológico no indica necesariamente que se tenga salud mental y al revés, sufrir un determinado trastorno no constituye un impedimento para disfrutar una vida plena.

La observación del comportamiento de una personas en su vida diaria es el principal modo de conocer el estado de su mente, en aspectos como el manejo de sus temores y capacidades; sus competencias y responsabilidades; la manutención de sus propias necesidades, la forma en que afronta sus tensiones, sus relaciones interpersonales y la manera en que dirige una vida independiente. Además el comportamiento que tiene una persona frente a situaciones difíciles y la superación de momentos traumáticos, permiten conocer su nivel de salud mental.

Al igual que otras formas de salud, la mental es importante en todas las etapas de la vida, desde la niñez y la adolescencia, hasta la edad adulta. Su déficit contribuye a muchas enfermedades somáticas y afectivas como la depresión o la ansiedad.


Los siguientes síntomas pueden ser evidencia de que la salud emocional se encuentra desequilibrada:
  • Dolor de cabeza, espalda o pecho. Es recomendable usar  remedios caseros para el dolor de cabeza como un té de manzanilla o un café cargado para disminuir el consumo de medicina alópata.
  • Presión arterial elevada o palpitaciones.
  • Tensión en el cuello.
  • Cansancio excesivo.
  • Dificultad para dormir.
  • Cambios en el apetito, así como subir o bajar de peso.
  • Malestar estomacal, estreñimiento o diarrea.



0 comentarios:

Publicar un comentario